UNIFORMES EN LA ESCUELA: ¿MILITARIZAR AL ALUMNADO?

En 2009, cuando fue aprobado el uniforme escolar en nuestro colegio, escribí esta reflexión en el blog de Educación para la Paz “Pazuela”. Como parece ser que, gracias a que su implantación no ha llegado a ser generalizada, la dirección del colegio está presionando al alumnado y sus familias. Vuelvo a publicarlo aquí.

UNIFORMES EN LA ESCUELA: ¿MILITARIZAR AL ALUMNADO?

Parece que el Consejo Escolar de mi colegio ha aprobado la implantación de uniforme para el alumnado (afortunadamente nada dicen aún del profesorado).

Como maestro antimilitarista, recuerdo que cuando me declaré objetor, todos mis amigos y familiares solían decir “No quiere ponerse el uniforme”.

Y sin embargo de adulto, “otros amigos” me espetaban que el uniforme era una prenda muy “atrayente”. Desde luego yo nunca me sentí atraído por una persona con uniforme (militar).

También voy a traer aquí el recuerdo del primer cartel de las mujeres antimilitaristas en el que veía la imagen de una mujer que se quitaba el uniforme. “Con nosotras que no cuenten”.

Lo importante no es la imagen exterior que da el colegio, sino el modelo de enseñanza que se fomenta intramuros.

Y debo confesar que tengo miedo, porque la Comunidad de Madrid está favoreciendo en nuestras escuelas, aspectos como el uniforme, la segregación por sexos, o la objeción a asignaturas que tratan de los derechos humanos. Mezclando ingredientes, el guiso cada vez me sabe más a “escuela nacionalcatólica”.

Por supuesto que lo importante no es como nos vestimos sino como enseñamos al alumnado a pensar. Es decir como uniformamos el pensamiento.

Hay muchas formas de uniformar el pensamiento del alumnado:

·        Cuando evitamos que una persona se vista de acuerdo con los modismos de su época (los uniformes que he visto por la calle me recuerdan siempre los años cuarenta).

·        Cuando pretendemos ocultar las diferencias socioeconómicas. En la escuela se detectan las carencias del alumnado y por lo tanto de sus familias. La forma de vestir refleja a menudo estas carencias.

·        Cuando pretendemos que todas las chicas vistan con faldas. Y que las que osan usar pantalones se sientan raras por lo inusual.

·        Cuando ponemos como excusa que así NO TENEMOS QUE PENSAR que ponerles el lunes por la mañana.

·        Cuando pretendemos que la escuela es como una fábrica (por no decir un cuartel) al que hay que asistir uniformados.

·        Cuando le negamos al alumnado el derecho a decidir de forma  mínimamente autónoma qué ropa vestirse.

·        Cuando, especialmente en Educación Infantil, eliminamos los colores de la vestimenta de sus compañeras y compañeros.

·        Cuando…

Todas y todos somos iguales en derechos pero diferentes, únicos e irrepetibles en cuanto a nuestra personalidad, nuestro bagaje cultural (tenemos alumnado cuyas familias provienen de diferentes culturas), nuestras sensibilidades, nuestras inquietudes.

El derecho a la diferencia enriquece. El uniformismo empobrece. Es un indicador más de falta de integración y por lo tanto de FRACASO ESCOLAR.

Pero no quiero parecer categórico, esto no son más que elucubraciones mías, si alguien quiere debatirme, estoy abierto a vuestros comentarios. Gracias.

Enlace a la publicación en el blog Pazuela:

http://pazuela.wordpress.com/2009/02/15/uniformes-en-la-escuela-%c2%bfmilitarizar-al-alumnado/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación en Valores y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s